miércoles, 8 de febrero de 2012

Saturno 3

saturno 3

Navegando en internet encontré algunos datos respecto a esta película y de pronto los recuerdos inundaron mi mente. Tendría 7 u 8 años cuando me llevaron a verla al cine. No recuerdo si fue en el cine Futurama (el de Lindavista, sobre Politécnico, que vendían en la salida todo lo relacionado a la peli como las cintas blancas con el sol japonés en la frente, del Karate Kid; las espadas lasers de los Jedis o las metras de Rambo, sin olvidar las hamburguesas al carbón en un puesto de lamina sobre la avenida que estaban deliciosas y hasta llegamos a meterlas al cine [y mira que si eran apestosas], y las memelas de frente con huevo y harto queso, a un lado de las maquinitas), o en el autocinema (el de Lindavas) pero el asunto es que me impresionó la película a tan tierna edad.

En ese entonces por supuesto que ya había visto la Guerra de las Galaxias (ahora Capitulo 4) y quede fascinado, y cuando mis papas me llevaron a ver la nueva película que trataba del espacio, lo primero que pensé fue en combate de naves espaciales, espadachines con lasers, seres extraterrestres bebiendo en bares, hartos robots y mucho, pero mucho espacio sideral. Para empezar leeeeenta la che película, lenta pues gastaban cinco o más minutos en recrear el vuelo de una nave en el espacio infinito, y cuando mis ojos me invitaban a visitar el planeta de Morfeo (no el de Matrix, el otro que habla de los sueños) que comienza la acción, y no tuvo nada que ver ni con naves espaciales, ni espadachines, ni extraterrestres, solo unos cuantos robots, una chica super hermosa, un malo muy malo y un bueno ya muy ruco.

220px-Saturn_three

La trama de la película es esta: El planeta Tierra está sobrepoblado, ya no caben ni parados. Pero en una base científica que está en una de las lunas de Saturno, la 3, viven tranquilamente Alex (La Farra Fawcet que para muchos dirán quién es esa vieja pero en su época fue lo más cachondón y sabroso de la farándula; digamos que hoy es como su Megan Fox), Adam (un rucón papá del hoy ya también bastante rucón Michael Douglas), su perro y dos o tres robots de reparación de la base. Viven a sus anchas, el ruco tiene a la jovencita muy guapa y pues no se preocupa de nada.

Entonces viene el malo, quien mata al capitán de una nave para hacerse pasar por él (es el típico homicida deschavetado de la cabeza) y se lleva a un Robot que fue lo que a mí me impacto pero cañón. Ya saben, lo demás es fácil de adivinar, llega a la base, le gusta la güerita, no quiere al ruco y entonces se enchufa (al estilo Matrix) de su nuca al robot, quien desarrollado experimentalmente con tejido neuro cerebral aprende todo lo que ve y se le enseña, y por supuesto que aprende lo malo del baboso ese, tanto, que adquiere como propia la misma pasión irracional que siente por la hermosura.

Saturn_3

Así que mata al perrito (sentí gachísimo cuando pasa, que no se ve nada pero creo que encuentran la cabeza del puppy) y luego pues ya anda de calienturator y entonces mata al malo, persigue a la chica y el único que lo puede detener es el ruco, que se sacrifica para matarlo. Dirán ¿qué fue lo impresionante? Pues en una de las escenas, cuando el robot es malo, muy malo, se coloca la cabeza del villano, repito la cabeza sobre la suya para absorber los últimos pensamientos. Pues sí, fue impresionante esa escena, digo, con tal de decirles que recuerdo esa película solo por esa escena.

Saturn3_Farrah-Fawcett-eye_bmp-1

Fue catalogada como chafona así que si la quieren ver que sea solo por cultura general pero no esperen nada sobresaliente, digamos que lo único que vale la pena es el robot y la Farra.

¿Qué peli te impresionó a corta edad? No se vale decir Bambi con lo de su mamá, ni Pinocho con el Geppeto, ni el Rey León con la muerte del papá.

Salud para todos.

Related Posts with Thumbnails