Escucha buena música sin interrupciones

jueves, 10 de septiembre de 2015

Tortugas acuáticas

Hace hartos años, caminando con mi mamá en un tianguis en Vallejo miré emocionado un puesto lleno de peces, hamsters, ratones, culebras y tortugas. Prácticamente la arrastre hasta ahí solicitándole que me comprara un pez. Ella, con su sabiduría omnipotente me explicó que necesitábamos una pecera para el pez y que no pensaba comprar una. Entonces le dije culebra y ella contestó " ni loca"; pedí un ratón, "menos, ya sabes que les tengo pánico". En ese momento otro niño como yo insistió en una tortuga y el señor que atendía el puesto le dijo que costaban 5 pesos y 15 el terrario que era una isla de plástico con una palmera mal hecha en el medio. Le rogué a mi mamá que se llevara el terrario con una tortuga, "pero yo no voy a ser responsable, tu la cuidarás" dije que sí, le imploré, casi le lloro cuando accedió y le pagó al señor.

Llegue a casa emocionado, puse la tortuga en su terrario, le puse agua y le lleve pedazos de manzana. Nunca supe cuándo se escapó ni cómo lo hizo. Siendo honesto solo el primer día le puse atención, menos de la semana y ya se me había olvidado. Un día recordé a la tortuga y vi el terrario vacío, sin agua, sin manzana, sin tortuga. Mi mamá me ayudó a buscarla y en la tarde la encontró. Estaba debajo de un mueble del comedor, con su caparazón en perfecto estado pero toda ella seca, tenía los ojos hundidos, negros y arrugada.



Es la historia de toda tortuga que es comprada por un niño que no tiene la capacidad de distinguir entre un juguete y un ser vivo. Dime, venderlas a un precio de 5 pesos es regalarlas, no le dan el valor debido. Es como los pollitos que venden fuera de las escuelas pintados de verde, azul, morado. ¿Dónde terminan? muertos o devorados por perros y gatos.

¿Cuándo me cayó el veinte para comprender lo que es cuidar a un animal? cuando estaba en mis veintenas, en un día soleado como cualquiera apareció entre las macetas de mi casa una tortuga de a 5 varos. ¿Cómo llegó ahí y de quién era? no lo sé, y como mi mamá tenía gatos de inmediato la levanté y la limpié. Ya tenía un arañazo sobre su ojo izquierdo, nada grave. La lavé con agua, la puse en un balde y me fui a ver a un amigo que era veterinario y tenía su tienda cerca de la casa.

Me explicó todo el cuidado que debe tener una tortuga y sobre todo de esta especie, semi acuática. Compré lo necesario, tal vez remordimiento o sentido de culpabilidad por mi anterior tortuga y por eso decidí hacerlo correctamente. Fue una pecera, termostato, una superficie de plástico y alimento.



¿Qué tan difícil puede ser? a su mecha... si supieran lo pensarías dos veces antes de tener una tortuga por mascota. Debes llenar la pecera con agua y colocar el termostato para que tener una temperatura agradable de 24 a 26 grados, cuando la mayoría las ponen en agua directa de la llave. El Vet me dijo que al estar en agua fría los ojos se les hinchan y pronto mueren. Después debes colocar la superficie porque no debe pasar todo el tiempo en el agua, necesita dormir en una superficie seca. Alimentarlo de pequeños camarones que debo soltar en el agua y sacarla a tomar el sol por lo menos una hora al día.

Así lo hice. Extrañamente tomaba con mis dedos una cantidad de camarones y al depositarlos en el agua la tortuga de inmediato se arrojaba al agua, a comer. Cuando recién la encontré tenía el tamaño de una cuarta parte de mi mano, muy pequeña.

Pasaron dos meses y la tortuga creció. Tuve que comprar una pecera mucho más grande porque Federica se me escapaba muy seguido. Los camarones crecieron de tamaño y ahora tenía que cortar trocitos de jamón. El agua se ensuciaba seguido y apestaba horrible, a cambiarla por lo menos una vez al día. Para no hacerles tan larga la historia tuve a la Fede por un año y la jija tenía que cargarla con mis dos manos. Al sacarla al sol los gatos huían de ella, le tenían pánico. Su caparazón era un autentico tanque y sus patas representaban muy bien aquellas de los dinosaurios. El Vet me recomendó cepillarle con un cepillo de dientes su caparazón y cómo se enojaba, no le gustaba. Cuando pasaba cerca de su cabeza mordía al cepillo y sentía el jalón, supe que si me mordía un dedo se quedaba con él.



Creció tan grande que ya no podía tenerla en la pecera y sabía que mis papás no podrían comprar una de mayor tamaño. Mi amigo, el veterinario rió cuando le mostré a la Fede y le comenté que no podía con ella. Es normal, me dijo, algunos de mis clientes que han aprendido a cuidar a sus tortugas llegan al punto de no poder cuidarlas. Me explicó que estos animales llegan a vivir muchos años, a veces más que nosotros. Me comentó que él tenía un amigo en el zoo donde bien pueden cuidar a las tortugas adultas aunque era aún un adolescente.

Espero que la Federica siga con vida, allá donde se quedó y espero que muchos comprendan lo que es tener la responsabilidad de cuidar a un animal como se debe, no como se cree.

martes, 8 de septiembre de 2015

¿Lavarte las manos?


Desde chicos somos obligados a lavarnos las manos. Cuando salíamos al parque a jugar a la pelota, que nos tirábamos por alguna razón al suelo, al regresar a casa para comer siempre eran los gritos de mi mamá "A lavarse las manos" y la letanía de "te vas a enfermar del estomago si comes con esas manos sucias".

Ahora que lo pienso, jamás en mi mente atraviesa la idea, aunque sea pequeña, del existente mundo de los microbios. ¿Quién piensa en la cantidad de microbios y micro organismos que contiene la gota de agua en la ventana de mi recamara? Yo creo que nadie, y como es algo en lo que no pensamos, es por lo tanto inexistente, no está presente para nosotros, y entonces nos vale un cacahuate si nos lavamos las manos o no. Es más, recientemente salió lo del gel en alcohol para desinfectar tus manos y muchos se conforman con eso.

Al menos yo me quedé muy acostumbrado a las indicaciones de mi mamá, hasta aprendí el truco de sacudirte varias veces las manos, unas 20 (y las cuento, no es mentira) para gastar poco papel en el secado.

Aquí el punto es que no falta quién, nunca falta, que después de ver a su niña de 8 años jugar en la tierra, y ya saben lo que usualmente hacen los niños, decidió tomarle una muestra de su palma en un plato de laboratorio donde se hacen cultivos, solo para ver qué tan contaminadas tenía sus manos. Obviamente cultivo a esos seres microscópicos para ver qué tenía durante una semana, y aquí el resultado:



¿Ven la gran mancha blanca que se encuentra en la parte inferior derecha? es una bacteria que se encuentra en la suciedad.


Ahora, tenemos un circulo en la parte superior izquierda que quedo separado del resto ¿qué es? no lo sabe:



Otros estudiantes realizaron el mismo experimento y aquí se ve la diferencia entre una mano que fue lavada con agua y jabón, y otra que no:



No es que los presione pero espero que de ahora en adelante se laven sus manitas con agua y jabón, más seguido y mejor tallado.

martes, 14 de julio de 2015

Murciélago y planta carnívora



Me da gusto que aún en esta época tecnológica llena de IPhones, tabletas digitales y equipos WIFI por doquier, la naturaleza siga dando sorpresas. Cuando niño me encantaba ver todos aquellos programas de Jacques Cousteau, el francés y su famoso barco Nautilus que investigaba la flora y fauna del océano. Mi Papá inclusive me compró la colección de libros de toda la investigación hablando desde el océano de los polos hasta las enormes ballenas, y los leí. La naturaleza siempre da la pauta al hombre para sus creaciones y por eso siempre estaba al tanto de lo nuevo que se descubría en esos momentos.

Ahora me encuentro con la sorpresa de un nuevo descubrimiento de mutualismo: asociación de dos o más organismos de especies diferentes que supone beneficio para ambos. ¿Si han escuchado de este concepto? Es como la anémona que protege al pez de otros animales y este pez atrae a otros más pequeños que servirán de alimento a la anémona.

Recientemente científicos encontraron la relación que existe entre un pequeño murciélago de la especia Kerivoula hardwickii y una planta carnívora de la especie Nepenthes hemsleyana. ¿Cuál es su relación mutua? La planta necesita de nitrógeno para crecer y vivir, recibiéndolo del guano del murciélago, y éste último necesita un lugar donde descansar que le permita mantener su temperatura, sin insectos parásito molestándolo y sin otros compañeros peleando por el lugar recibiéndolo de la planta carnívora.

¿No es increíble? La planta identifica plenamente al huésped y no lo devora en sus jugos gástricos, le permite vivir ahí y ella se alimenta del guano, pero lo mejor de todo es ¿cómo el murciélago identifica a la planta? Pues le responde sus emisiones acústicas. El murciélago emite ondas acústicas, como todos sabemos, para navegar a través de la oscuridad y la planta, en sus paredes refleja provocando un eco especial, avisándole al murciélago que es un lugar idóneo para descansar.

¿Cómo lo hace? Aún no lo saben. ¿Cómo pudo identificar esta planta que necesitaba de este animal? No lo saben pero estos murciélagos identifican plenamente a su planta a pesar que ésta se encuentra escondida muy bien entre frondosos arbustos. Imaginen esto: vuelas en la negrura de la noche cazando insectos. Emites ondas acústicas, de sonido, que rebotan en todas las superficies para conocer tu entorno y no chocar o golpear con ramas, paredes, troncos, etc… todo lo ves como en un sonar tridimensional, es decir, ves todos los objetos en su dimensión y profundidad. De pronto en tu mapa aparece un punto que indica un lugar perfecto para descansar, pues tu sonar lo muestra escondido entre matorrales y arbustos, difícil de encontrar. Además, la forma del objeto muestra un cono con techo, bien para mantener el calor de tu cuerpo. Es la primera vez que encuentras esta zona de descanso y de ahora en adelante será tuya. En el próximo vuelo nocturno distingues claramente tu “nido” de otras plantas iguales que responden a tu eco y aterrizas en la planta quien te recibe cálidamente.


Asombroso. La forma en que la naturaleza se relaciona y coopera con otros es increíble.

jueves, 9 de julio de 2015

The Strain - Guillermo del Toro



¿Llegaron a ver los cortos de la serie The Strain? ¿no? Muy buenos. 



Es una serie dirigida por Guillermo del Toro, el mexicano de moda en Hollywood en este momento. Al ver los cortos te das una idea de lo buena que la serie estará. ¿De qué se trata? La serie está basada en los libros de la trilogía de la oscuridad que escribió hace tiempo: Nocturna, Oscura y Eterna.

Vampiros. Sí, el asunto es de vampiros pero muy diferentes a los que hemos visto y nada, pero nada que ver con Crepúsculo. Recuerdo una película de hace muchos años, donde un barco, golpeado por el mar en una tormenta es asediado por un vampiro. El Capitán y los marineros creen que es una enfermedad la que está matando a los suyos pero pronto se dan cuenta que es algo que habita un ataúd que es parte de la carga. Este barco toca puerto en USA, sin nadie con vida. Les comento lo anterior porque de forma similar empieza la serie solo que aquí no es un barco, es un avión que viene de Europa. Todos al parecer han muerto y nadie se atreve a entrar al avión así que mandan a llamar al departamento de control de enfermedades creyendo que algo pasó por contagio. Aquí comienza la trama. La mayoría muertos, solo unos pocos, seis o menos, no recuerdo son los que “apenas” están vivos.

Uno de los protagonistas es el Doctor del centro de control de enfermedades quién nota algo extraño y siempre asegura que el trastorno es debido a un virus, es inaceptable pensar en vampiros. Otro de los protagonistas es el anciano que era el conserje de Hogwarts en Harry Potter, ¿lo recuerdan? De joven fue prisionero en un campo de concentración Nazi y conoció al Amo, el líder de los vampiros, convirtiéndose en un feroz cazador de esos seres. Otro protagonista es un exterminador de plagas ucraniano que es muy bueno matando vampiros.



La trama es rápida pues el contagio se propaga por todo nueva York en pocos días. Es peligroso salir de noche. Strain quiere decir Cepa, un conjunto de especies bacterianas o micro organismos que comparten una sola característica, lo que en la serie es convertirte en un chupa sangre.

Los infectados solamente piensan en su sed, no les importa nada más, así que es usual que devoren primero a sus seres más queridos para luego deambular en las calles en busca de más alimento. 

Además, estos vampiros no tienen colmillitos blancos como los usuales. No. De su boca, que se abre más de lo normal, sale una trompa delgada con colmillos. La infección no se propaga por la mordida sino de unos pequeños gusanos que se entierran en la piel y se reproducen al momento.

Los efectos son muy buenos, la trama te atrapa y no puedes dejar de verla. Fueron de esas series, como en años no ocurría, que todos nos sentábamos en la sala a verla. La primer temporada salió hace poco en México por el canal de Fox, los Miércoles a las 8:00 de la noche. Toda la familia nos reuníamos a ver un capitulo cada semana hasta que terminó la primer temporada siempre acompañados por unos tacos, tortas o sándwiches. Ya viene la segunda, ya la anuncian.

Si no la han visto pónganse al día, la pueden encontrar a la venta y renta en el video club. Prepárense que ya anuncian la segunda temporada para finales de Julio en el mismo canal y mismo horario.




martes, 7 de julio de 2015

El Terror - Dan Simmons



Una novela que a mí me ha gustado mucho y quiero compartirla con ustedes. Es la historia de dos buques ingleses, el Erebus y el Terror, que desean cruzar el paso norte, en el polo, para llegar al otro lado del mundo. Es una novela de aventuras con mezcla de horror.

Cuenta la historia de los 128 marineros que aceptan la aventura y las penalidades que pasan al quedar varados en el mar congelado aunque los personajes principales son el Capitán Crozier, quien se queda encargado de la expedición y el Doctor Goodsir, un médico sin la capacidad física para aguantar semejante viaje pero con la inquietud de un buen aventurero.

El autor relata de forma muy amena la situación crítica de dichos personajes atrapados en el hielo, en temperaturas tan bajas que en cuestión de pocos minutos se les congelaban las orejas, nariz y dedos. Esto último era lo que más perdían los marineros, dedos al por mayor. Describe tan bien el frío, ese clima aterrador que de verdad uno se imagina tiritando en busca del calor de una fogata.

A pesar de prepararse en cuestión de combustible y alimento para el viaje, el tiempo que pasan varados va desgastando sus víveres y las enfermedades, sobre todo el escorbuto hace descender el número de marineros activos. Recuerdo que mencioné en voz alta escorbuto y uno de mis niños me preguntó qué era eso. Es un malestar que ataca a aquellos que no se alimentan correctamente, sobre todo carentes de frutas y verduras o variedad en los alimentos. Comienza con sangrado en las encías, hinchazón y mal olor en la boca. Se caen los dientes y el sangrado es abundante hasta que lentamente mata al paciente. Era una enfermedad que padecían generalmente los marineros por el tiempo que llevaban en alta mar.

Imagínense cobijados con capas y capas de camisas, pantalones, sacos, calcetines y que aun así el frío entre hasta tu piel. Sin comida suficiente ni licor para calentarse. El combustible, carbón, se está agotando rápidamente y no pueden calentar todo el interior del buque. Cada mes esperan con ansias que el hielo se rompa permitiendo el avance de los buques pero desesperados descubren que al contrario, el mar se congela a un nivel que levanta ambos buques partiéndolos como nueces.

Cuando crees que todo está mal llega algo peor. Algo acecha en la oscuridad y tiene hambre, sabiendo que eres tú el alimento. Los pocos que le han visto, si eso es verlo, dicen que su pelaje es blanco confundiéndose con el paisaje, que lo único que puedes distinguir son unos ojos negros y fríos, ojos de un asesino. Tú les dices que son osos polares y de inmediato lo niegan, ellos aseguran que han visto como eso devora a cuatro oso polares como si nada, además sale de debajo del hielo por agujeros de cuatro a cinco metros de profundidad.

Poco a poco muchos caen en las garras de este ser quedando pocos con vida. Los detalles son excelentes pues te describen el frío, los barcos, la preparación de la expedición, los personajes con sus ambiciones y miedos, algunos esquimales que se encuentran y por supuesto ese ser que parece tan antiguo como la tierra en la que habita.


La novela siento yo que no es para todos, pues son más de 800 páginas y está lleno de detalles que si no eres paciente puedes terminar abandonándolo, pero si lo tomas con calma y vas leyéndolo día a día te verás envuelto con ellos queriendo estar en una playa.

Uno de los detalles que aprendí en la novela fue que uno se imagina jalar o empujar un trineo en el hielo es fácil, todo resbala, uno piensa, pero no, no es así, no al menos en el mar congelado. Cuando se congela el mar, que es agua salada, el hielo no es liso como todos imaginamos, es grumoso, áspero, con alteraciones rocosas haciendo muy difícil tirar de un trineo, además que al empujarse el hielo por el congelamiento del agua se crean picos elevados como cerros y rocas altas estorbando el avance de cualquier expedición a pie. Lo que se aprende de los libros es increíble. Lo recomiendo, espero algunos lo lean.

lunes, 6 de julio de 2015

La nueva era de TV



Hace años, cuando la televisión a color empezó a ser más accesible para los mortales, es decir que podías conseguirla a buen precio en Tepito, el barrio comercial por excelencia de la ciudad de México, a la par podías conseguir las video caseteras, las cuales reproducían películas en formato VHS y Beta.

¿Dónde conseguíamos películas? Pues eso al principio también fue difícil y muy caro. Al rescate llegó primero Video Visión que después se llamó Video Centro, un local que te las rentaba en dichos formatos para que las pudieras ver en la comodidad de tu casa. Y qué odisea era el querer ver una película. Regularmente los amigos salíamos juntos al video club para pasar horas discutiendo qué llevar. Cuando al final decidíamos cuál sería, no faltaba aquel que llevaba una más para no quedarse con las ganas.



El ritual comenzaba con hacer las palomitas y no eran de micro hondas, esas se hacían a la sartén con aceite como antes, y sabían mejor. Comprábamos cueritos de cerdo, hartos refrescos,  dulces y golosinas para todos reunirnos en la sala a ver la película. Unos días eran de hamburguesas al carbón, otros tortas, quesadillas, hot dogs, de todo.

Ahora solo queda Blockbuster, la franquicia americana de los video clubs. ¿Han entrado a uno?  Me encanta el olor a palomitas en el ambiente, el ruido amortiguado por la cantidad de películas en las paredes, y que después de darte una vuelta te dices una y otra vez: ¿Y esta pelí, no sabía nada de ella? Los coleccionables y ahora con la renta de video juegos. No, no se trata de un comercial pero creo que estamos dejando de perder el toque de mantenernos activos aunque sea para ver una película en nuestra casa.

¿Qué sucede ahora? Netflix es un boom en cuanto a películas y series. Por solamente una módica cantidad al mes puedes reproducir cualquiera que desees, sin importar cuántas veces ni en cuánto tiempo. Solo escoges y ves. ¿Cómo surgió? Cuando ahora su creador había olvidado entregar unas películas que rentó en Block y sabes que penaliza con un costo extra si eso sucede. Enfadado decidió hacer algo diferente creando el streaming de películas. El streaming es la transmisión a través de internet de datos que se almacenan en el bufer, o memoria volátil, solo la cantidad suficiente para reproducirse. Esto comenzó desde hace años con las radios por internet, después fue YouTube y ahora Netflix se quedó con las películas. Esta tecnología no permite que descargues la película pero sí que la reproduzcas.



Oye, qué padre, dirán muchos. Sí, tal vez, si piensas que con tan solo encender la TV y seleccionar lo que ves sin moverte es buena idea. Yo creo que lo bueno de la renta como antes es el hecho de saber que si quieres ver una película tienes que transportarte, viajar en un espacio tiempo hacia el lugar donde te las rentan. Percibir el ambiente que te envuelve y disfrutarlo. Digo hasta el saludo amable de los que te atienden se agradece. No digo que sea malo Netflix, al contrario, tiene series completas muy buenas que ya en otros posts les comentaré, y como ya dije, es muy barato.




Ya sé, muchos pensaran que mente anticuada escribe este post pero existen generaciones que estamos más acostumbrados a interactuar con otros en persona. Lamentablemente en pocos años los video clubes dejarán de existir como ya ocurrió en USA, y seguramente como hemos visto que sucede como con los acetatos de vinil, en un futuro regresaran contadamente los video clubes con servicios VIP y extra caros porque la moda será “que te atiendan personalmente y te apapachen en la tienda mientras buscas tu película favorita”. Así de mal estamos.


viernes, 3 de julio de 2015

Viernes de Comic

¡Calvin es sorprendido al abrir la puerta de su casa!. Una bicicleta clama venganza persiguiéndole por toda la casa. Agilmente sale por una ventana y su perseguidor espera atento conociendo que tarde o temprano volverá a entrar.

Calvin termina diciendo: "Algún día los vecinos se preguntarán porque está un hombre adulto vestido con ropa de niño en nuestro techo".


Related Posts with Thumbnails