miércoles, 31 de agosto de 2011

Perry, el ornitorrinco

Perry_el_Ornitorrinco_n_n_by_Julie_Yan

Gracias a los niños me doy cuenta de aquello que está de moda ya sea de golosinas, juguetes y caricaturas (cartoons para los más jóvenes) y hablando de esto último me insistieron para que viera con ellos la película de “Phineas y Ferb en la segunda dimensión”. No me hice del rogar así que hice una bolsa de palomitas y vimos la peli juntos.

PhineasAndFerbArt

Me agradó. Es una caricatura sana, pues el malo no es malo, solo crea e inventa cosas para conquistar al mundo (en donde generalmente todo falla y nunca sirve) para atraer a Perry, el ornitorrinco para que luche con él. Es algo así como una buena amistad derivada del trabajo, y mientras estos pelean en todo un capitulo Phineas y Ferb, dos chicos con mucha cabeza crean e inventan cosas que sí sirven y funcionan de maravilla, solo para divertirse y jugar. La hermana de estos chicos se la pasa todo el tiempo llamando a su mamá para acusarlos de las cosas tan extrañas que hacen.

A raíz de todo esto investigue un poquito acerca del Ornitorrinco, el famoso Perry (qué barbaros, ya venden muñecos de peluche, playeras con el Perry, dulces y juguetes) y es asombroso lo que este animal es.

perry-el-ornitorrinco-213719

En pocas palabras es un mamífero, sí, maaamifero que nace de huevo, ajá, como las gallinas y aparte es venenoso (¿¿¿???) sí, un mamífero venenoso y no es serpiente ni araña. Les platico parte por parte:

Este animal es de Australia y por lo mismo no es un animalito que encontrarías fácilmente por estos lados del Atlántico, ¿vale?. Mide a lo mucho 50 cm siendo los más grandes los machos.

ornitorrinco2

¿Cómo es que es venenoso? Pues sí, solo sucede con los machos. Ambos, machos y hembras nacen con una uña larga a los costados de sus patitas delanteras, es como un espolón parecido al de los gallos, pero solo en los machos se desarrolla veneno en una glándula que tienen por ahí cerquita de su espolón. Dicen según investigadores que los usan cuando es época de poner huevitos.. me entienden.. y es cuando los machos, gracias a su veneno se imponen como los más fuertes y se quedan con las mejores viejas, o hembras. El veneno no mata, pero duele que te dura meses, es más ni la morfina es capaz de quitar semejante dolor.

faunaturaornitorrinco2

Además tiene cola parecida a un castor pero no lo es. La cola le sirve como timón en el agua pues este animalillo le encanta nadar además que ahí se encuentran las reservas de grasa para las épocas difíciles cuando no hay nada para comer. También tienen piel entre los dedos de sus patas como las nutrias y estos les sirven para impulsarse más rápidamente bajo el agua.

ornitorrinco-874

Tiene pico de pato pero a pesar de que tiene esa forma no es un pico como tal, es más bien un hocico alargado, el cual tiene unas glandulillas que sirve para detectar las cargas eléctricas de sus presas. ¿Qué????? Sí, oyeron bien, este animal caza localizando a su presa por medio de sus cargas eléctricas… fantástico ¿no?

Así que ya saben, si alguien les pregunta ¿qué animal nace de huevo, tiene patas de nutria, pico de pato, cola de castor, es venenoso y además caza a sus presas por medio de percibir las cargas eléctricas? No es ningún super enemigo del hombre araña, no, es Perry, el ornitorrinco.

1275690988960_f

martes, 30 de agosto de 2011

Muñecos de miedo

¿Alguna vez un muñeco de peluche o de plástico les ha dado miedo? No hablo del Chucky ni esas películas baratas (a mí me gustó la primera fue la mejor de todas), hablo de esas pesadillas que te despiertan cubierto en sudor y que aún mantienes atrapado el grito ahogado en tu garganta.

Yo recuerdo soñar con un oso de peluche de color café que se levantaba por si sólo (en mis pesadillas, si fuera real ahí mismo me zurro) y comenzaba a perseguirme por toda la casa, pffff, era horrible.

Después mi hermana tenía de esas muñecas grandotas, de tamaño “natural” ya un poco cascada debido al uso normal (de más pequeños vivíamos en el tercer piso de un gran edificio y solíamos arrojar nuestros juguetes para ver que rico reventaban. Después bajábamos corriendo, recogíamos las piezas y los volvíamos a arrojar), y con esta muñeca asustábamos a nuestra hermana menor, que montada en la andadera entraba a nuestro cuarto y pues nos distraía de nuestros pensamientos abstractos. Así que colocábamos a la muñeca en la entrada del cuarto y la nena no mas no entraba, jeje. Inclusive una vez le arrojamos una peluca de mi mamá y para su mala suerte se quedo atorada a una de las llantas de la andadera, así que por más que corriera la cosa peluda no se despegaba de ella jajaja.

Bueno, recordando esos tenebrosos y oscuros momentos les presento las imágenes escalofriantes de los muñecos más horripilantes de todos los tiempos (al último pongo el que más miedo me ha dado, ay jijo, no mas no quiero que se me aparezca en los sueños).

La muñeca diabólica

a97865_x016_1-

El muñeco Cienpíes

a97865_x016_2-toddlerpede

El Muñeco de Michael Jackson dicen que en las noches se escucha su iiiiiiiijiiiii

a97865_x016_3-mj2

El Muñeco Científico loco

a97865_x016_4-oliver

El Muñeco cara de Pizza, no, me resbale, el Muñeco Ojón

a97865_x016_5-

El Muñeco infernal, no viene con Doña Sonrisas

a97865_x016_6-two-heads

El Muñeco Comercial, que miedo me da este

a97865_x016_7-tattoed

El Muñeco de las tres caras

a97865_x016_8-three-faced

El Muñeco Comatoso

a97865_x016_9-practice

El Muñeco Calcinado Vampiresco

a97865_x016_10-teeth

Ahhhh su mecha, de este ni hablo porque capaz que lo invoco…

silenciodesdeelmal4fh7

Salud para todos

lunes, 29 de agosto de 2011

El mexicano y la violencia

Fe de erratas

Escribí un post relacionado con la violencia del mexicano pero bien dicen que cuando el fuego no quema tu piel mientras ver arder a los demás… Estaba en un mercado moderno, Bodega Aurrera para ser exactos y al estar formados en la caja para pagar, en otra fila, muy cerca de nosotros, una señora embarazada intentó colarse y adelantarse fingiendo demencia a una señora X con sus niños. La señora X educadamente le señaló que esperara como los demás y la gandaya solo sonrió, pero de un momento a otro llegó su acompañante y sin más abofeteo a la señora x delante de sus hijos.

De forma educada, y lo reitero pues esto no es común verlo, la señora X solicitó la ayuda del personal de seguridad para calmar a la “mujer” que gritaba coléricamente que se había molestado a su pareja.

Todo esto pasó rápido pero imagino el susto de la señora X. Una loca que salió de la nada y que el resto de nosotros observamos que más bien se trataba de un homosexual, o sea, un hombre que valiéndose de su enfermedad mental golpea a una señora… Por supuesto que todos acudimos en su ayuda y gritamos que quién estaba agrediendo era el anfibio o reptil que intentaba ser mujer, perdón, hombre, o lo que fuera.

Fe de erratas. Me equivoqué. Es de sabios cambiar de parecer. Sí, el mexicano es violento por naturaleza. No todos, no, pero ya comienzan a despuntar esos seres de inframundo que antes no tenían el valor de mostrar su verdadera cara al público. Estas aberraciones te las puedes encontrar en un cerrón con tu auto, en un semáforo, en la calle caminando, en un centro comercial, en el mercado, en la escuela y hasta en el trabajo. Te puedes encontrar a un estiércol con cuerpo humano que te puede agredir en cualquier momento y sin provocar, simplemente reaccionan dominados bajo sus impulsos cerebrales de la mierda gris que tienen en su cerebro.

Lastima de verdad, un país tan hermoso y con una sociedad decadente, con un gobierno inútil. Pero ánimo, más hundidos no podemos estar.

Anexo enlace al festival que armaron un grupo de individuos conocedores del uso de la razón para escribir nuestro sentir respecto al mexicano

 

Salud para todos.

viernes, 26 de agosto de 2011

Lluvia

lluvia-1

Escucho la tormenta. Los olores se acentúan atrayéndome a la ventana para observar lo que ocurre allá, afuera. Entre dos automóviles se ha formado un charco y ahí las gotas caen rítmicamente creando sus onditas una y otra vez. Me concentro aún más disfrutando el olor de la tierra mojada, del pasto y de las piedras. Agudizo mis oídos para captar el sonido de las gotas al golpear todo lo que toca. En este instante interrumpe mi concentración el sonido lejano de un teléfono celular que tal vez recibe un mensaje o una llamada. Detrás de mí se escuchan los golpeteos en un teclado de un nuevo computador y más atrás, la voz lejana de alguien contestando otro teléfono.

Miro a través de la ventana y vuelvo a ver el ritmo del agua al caer, hipnótico y de ensueño pues me transporta a lugares lejanos. Un rayo ilumina el cielo gris y el trueno retumba haciendo vibrar el cristal de la ventana.

Imagino a un chico cuidando a sus ovejas de pie frente a una colina amplia cubierta de hierba verde, y frente a él, una tormenta como ésta desata su furia. O a un marinero conduciendo su barcaza entre las violentas olas para llevarlo a salvo al puerto, y percibe la mezcla de la salinidad del mar con lo dulce de la lluvia. O simplemente pienso en la casa de los abuelos, cuando la lluvia se arreciaba y yo a través de la ventana observaba el caer de las gotas mientras el fuego en la chimenea ardía calentando toda la estancia. Todavía saboreo el chocolate caliente que nos preparaba en esas tardes, y después de cubrirse con una manta sus delgadas piernas nos relataba las historias de su infancia y dependiendo de la duración de la tormenta, a veces nos permitía llegar hasta el día que conoció al abuelo.

En lo que escribo estas líneas la lluvia se detuvo. Un trueno allá y otro más adelante. El anuncio de que la tormenta se dirige a otro lugar pero aquí, aquí su trabajo está concluido.

Me encanta la lluvia, evoca añejos recuerdos.

Buen fin de semana para todos.

miércoles, 24 de agosto de 2011

El cine del futuro

¿Cómo serían las películas para nuestros nietos? Aquí la muestra:

182828JPrN_w

Los Hermanos Góticos (un film de Marilyn Manson)

331211pUWT_w

Muere viejo 4.0 con Bruce Willis

415997uAdy_w

Piratas del caribe Película número 54 en el espacio

416013LQTP_w

Sin comentarios

416058EJLi_w

100 (pero años cumplidos)

416060SXBW_w

Harold Potter entregándose a Slitheryn (ni siquiera ya es Harry, es Harold)

416079tyBX_w

GUMS (Encías)

416128YFhe_w

Hellboy VI

Salud para todos

martes, 16 de agosto de 2011

Las Brujas

la-bruja

Cuando hablamos de brujas pensamos de inmediato en una anciana de rostro horrible con nariz aligueña, manos huesudas y dedos largos, cubierta con una manta negra y sombrero grande, trepada en una escoba que mientras ríe a carcajadas sobrevuela en las noches oscuras lanzando hechizos poderosos para atrapar a sus víctimas. Este el concepto que se tiene de una bruja gracias a las películas norteamericanas y anglosajonas pero ¿qué aspecto tienen en México? ¿Qué es lo que cuentan o relatan las personas que habitan en los pueblos pequeños?

¿Has visto a una bruja? Yo sí. Eso me han dicho en provincia (lugar alejado de la gran urbe [ciudad]). ¿Brujas? Y me viene a la mente la imagen arriba mencionada. No de esas, las verdaderas brujas, las que se alimentan de los niños pequeños.

Achis, ¿de niños pequeños? ¿Qué no son esas historias pa asustar a los más pequeñitos de portarse bien? No, me dicen, esto es real pues yo las he visto.

Intrigado ante estas afirmaciones y no de uno, sino de varias personas indagué más en este asunto. Lo primero que me explicaron es que las brujas viven entre nosotros. Puede ser la señora de la tienda, o el viejecito que vende dulces en la esquina, o la señora del pan, o la muchacha que reparte los platos en el puesto de comida. Esto me da a entender que son como otra raza, otra clase que convive con nosotros y me pregunto ¿se mezclaran con nosotros? ¿De dónde vienen?

Se les identifica por la marca de una gota de agua en la nuca, me dicen, pero es muy difícil verla pues como lo saben lo ocultan a toda costa. ¿Y actúan normal? Pregunté. Sí, son como nosotros, trabajan, van a la escuela, al mercado, hasta los puedes ver comiendo tacos como nosotros. Pero todo cambia en la noche. ¿Cambia? ¿Son vampiros? No, son brujas… (Creo que soy tonto y no lo entendí a la primera), y cuando el sol amenaza con esconderse ellos también se esconden pues en la noche muestran su verdadera forma.

Más bien en la forma cómo me lo están relatando percibo que las personas de verdad lo creen y te afirman que las han visto, y eso me da escalofríos. Esto es muy diferente a lo del famoso chupacabras, no, esto ya es ancestral.

A la vecina, Doña Chapi, le mataron a una niña chiquita, le dejaron su cuerpecito lleno de manchas azules, marcas propias de las brujas. Sí, dice otro, también de Don José, su nieto, dejaron abierta la ventana de su recamara y una bruja entró quitándole la vida (siento escalofríos por todo el cuerpo). Bueno, no se adelanten, les digo, ¿cómo es eso de su verdadera forma?

En la noche y apartada entre la maleza la bruja se esconde y cambia de forma quitándose los brazos y las piernas. Ups ¿Se desmiembra ella sola? Pregunto. Pos se quita los brazos y las piernas como si fuera una muñeca (me aclara pa que se me quite la cara de asno que seguramente estoy mostrando), y la piel como si fuera ropa. ¿La piel? ¿Se quita los brazos, las piernas y la piel? Sí, la piel y queda un pájaratotote grandote el jijo. ¿Pájaro grandote? Pregunté. ¿Has visto a los guajalotes? Me pregunta uno de ellos. Sí, los he visto. Ah, pues imagina uno más grande, con sus plumas más largas y gruesas, casi de tu tamaño y de color negro. Transformados en pájaros se suben a los techos de las casas esperando el momento oportuno de obtener su comida.

cara-guajolote

Sí, yo los he visto trepados en las azoteas, me dice uno. Otro, que al manejar su vehículo en la noche los ha visto claramente cómo brincan de azotea en azotea. ¿Qué no vuelan? Pregunto nuevamente. Están muy grandotes pa volar, me contestan, no, estos solo pegan unos brincotes muy buenos. ¿Y para qué se suben a las azoteas? Ah, lo que pasa es que antes tu sabes que las casas no se hacían como ahora, antes los techos eran de madera cuando uno tenía mucho dinero, y si no eras tan afortunado pues juntabas ramas y cartón para formar tu techo, y siempre habían espacios entre las uniones. Ellos, las brujas, me dice otro, aprovechaban esos pequeños espacios para meter su lengua. ¿Lengua? ¿Qué no muerden para alimentarse? Que no son vampiros, me dicen los dos al mismo tiempo (chale, que torpe soy). Usan su lengua que es delgada y fina para pasarle en esos orificios y la bajan hasta clavarla en el cuerpecito del niño pequeño, o del adulto.

0

Ah sí, dice el otro, he escuchado de casos que han atacado a adultos para alimentarse. Pausa, un momento, digo yo desesperado. Dicen que usa su lengua para alimentarse pero ¿no se dan cuenta los padres del ataque de una bruja? La bruja te embrutece, dice uno, te da un sueño tan profundo que no puedes despertar aunque el niño llore y grite mientras su vida desaparece.

Yo le he echado encima el auto a uno de ellos y hasta lo alcancé pues escuché el golpe de la lámina. ¿Y te has bajado a ver su cuerpo? Pregunté deseoso de saber más. Sí, me detuve y me baje pero no había cuerpo alguno (me lo imagine), solo alcance a verlos brincar entre los árboles muy lejos de mi.

Cuando están satisfechos juegan solos o entre varios en lo alto de los cerros, lejos de la gente. ¿Y cómo los distinguen? Son las bolas de fuego que juguetean en el aire. Bolas de fuego. En muchos lugares diferentes me han hablado de esas bolas de fuego y todos coinciden en que son brujas. En Catemaco, Veracruz, se dice que en la noche se observa con claridad esas bolas de fuego en todo el cerro.

Una niña me dijo que ella había visto a una bruja de cerca, muy de cerca pues quería llevársela. Me dice que el rostro del pájaro era similar a la de una anciana pero de forma grotesca y demoniaca. Me contó que forcejeó para liberarse de ella y que la soltó hasta que le dio un puntapié en la parte baja del cuerpo plumífero.

Escuché muchos relatos en relación a las brujas y la gente de verdad cree en ellas. Estos relatos forman parte del acervo cultural de México, de sus leyendas y sus fantasmas. ¿Existen o no? Eso no lo sé, yo al menos no he visto una, y estoy seguro que el día que lo haga, tendré que cambiar de calzoncitos.

bolas de fuego

Salud para todos

lunes, 15 de agosto de 2011

Futbol mexicano

image

Motivo de celebración fue ayer el que la selección de México le ganara a Colombia en cuartos de final. Primero la sub 17 y ahora la sub 20. Unos dicen “México cambiará” “Este es el verdadero México”.

En un post anterior escribí defendiendo a mi México pues lo señalaban de violento por su gente pero ¿de verdad creen que el futbol cambiará la mentalidad de los mexicanos?

Yo no veo futbol. Me da mucho coraje en primera saber cuánto dinero le pagan a esos jugadores para verlos “medio jugar”. Sí, así piensan aquí desgraciadamente. Somos la nación del “medio”.

Medio estudiamos. Medio comemos. Medio leemos. Medio opinamos. Medio hacemos las cosas. Medio gobernamos y tantos medios más que toda nuestra vida está regida por la medio-cridad. Las pocas personas que no aplican el “medio” en sus vidas son aquellas que tienen empresas, que son directores, que inclusive y para no explayarnos más, ni siquiera están en este país, radican en Alemania, España o en nuestro vecino del norte.

Ahora bien, unos chicos de 17 años nos demostraron al ganar la copa del mundo, que si uno lo desea y lucha con todas sus fuerzas alcanzará su meta y su triunfo. Bien por ellos. Y así debemos levantarnos todos los días. Pero, ojo, no por ver un partido de futbol voy a decir: ”excelente, a partir de hoy pongo una venda en la cabeza para tener un actitud de excelencia todo el día”. Ojala fuera así pero por experiencia les digo que no es tan fácil.

El hábito de ser mejor se adquiere con el paso del tiempo, es algo con lo que uno debe lidiar todos los días. Es algo con lo que inicias en la escuela deseando y luchando con ser el mejor, sacar las mejores calificaciones. Sí, es retándote contra ti mismo en contestar los exámenes de algebra en el menor tiempo posible, en levantar la mano en el salón de clases, tanto, que el maestro ya ni te pele sabiendo que siempre contestas bien. Que tus trabajos y tus tareas sean siempre impecables.

Que la excelencia no la aprendes leyendo en libros de autoestima, ni en conferencias costosas, no, porque es algo que cada uno de nosotros lo sabemos, lo tenemos en nuestro interior, solo hace falta que alguien más te lo diga para que te sacuda y lo pongas en marcha.

Simplemente es hacer las cosas correctas, de la mejor forma posible y siempre dando más y lo mejor de ti. Así de simple. No más no menos. ¿Qué si yo he sido siempre así? No. Muchas veces me he equivocado y en el camino he caído. Pero aquí estoy escribiendo este post para invitarlos a no ser indiferentes, a que poco a poco seamos mejor cada día.

Los números por si solo nos dicen todo: ¿Cuánto lee un mexicano? Un libro por año, por año, mientras que en otros países a lo menos leen doce libros por año, uno por mes. Sin palabras pero esto lo dejo para otro post. Hoy para explicarles con más detalle les voy a poner dos ejemplos que viví en carne propia:

En un trabajo anterior teníamos la costumbre de recibir a jóvenes necesitados de elaborar sus prácticas profesionales. A mí me tocó capacitar a dos de ellos. Llevarlos con los usuarios para dar soporte de Sistemas y Hardware. Les juro que cierto temor pasaba en su mente cuando les pedía que contestaran el teléfono, y no era porque temieran el levantar el auricular diciendo “Tatanka búfalo, yo tener miedo de aparato que timbra”, no, no era por eso, sino que temían el qué preguntarían y si serían capaces de ayudar o quedar mal. En una de esas tantas veces que atendíamos en una fábrica lejana les pregunte si leían. Ellos contestaron que leían lo necesario para su carrera profesional pero no más allá de esto. Yo les relaté lo magnifico que era leer aventuras y experiencias ajenas, y aunque tal vez nunca navegaríamos en un barco pirata, o nunca fuésemos prisioneros en un castillo antiguo, o que nunca cabalgáramos huyendo de pistoleros, indios coleccionistas de cabelleras o de vampiros sedientos de sangre podríamos tal vez aprender o evocar estos momentos con situaciones similares y podrían ayudarnos. Les recomendé algunos autores y novelas. Poco tiempo después los dos terminaron sus prácticas y cambiaron su empleo en otro lugar.

Pasaron los años, a los dos me los encontré y no saben cómo habían cambiado. Leían bastante, creo que hasta me ganaron en lectura. Uno de ellos fan de Stephen King, el otro fan de libros históricos. Ambos crecieron y se desarrollaron como personas superando a muchos de los que aún mantenía contacto. De verdad que el leer eleva tu espíritu y tu mente por encima de aquellos que no lo hacen sin importar credo, estudios ni nacionalidad.

El otro caso fue que el parque industrial convocó a su torneo de futbol soccer, como cada año lo hace, y que levanté la mano para “dirigir” óigase bien, dirigir el equipo. Y fue un equipo nuevo, nuevos jugadores, nuevo nombre, nuevo “director”, jeje.

La temporada dura 7 meses con 30 equipos, así que antes de que esto iniciara los insté a que corriéramos una vez por semana (me incluí), a que practicáramos una centena de sentadillas para endurecer las piernas y abdominales para amarrar la parte central del cuerpo. Todos rieron nerviosamente y nadie hizo nada al respecto.

Después de la mitad de partidos jugados y con un terrible “peor es nada” nos reunimos a platicar y analizar qué era lo que estaba sucediendo. Les comparto lo tratado en esa reunión:

Les pregunté ¿Les gusta el futbol? Todos contestaron pos sí. Yo les dije que no lo creía, después de verlos esos meses jugar yo les aseguraba que a ninguno de ellos les gustaba el futbol. Bueno sí, corregí (es de sabios cambiar de parecer) les gusta el futbol pero verlo en la tv con sus caguamas en la mano bien frías porque de jugar nada. Mitad de tiempo que aquí son treinta minutos y ya no dan más, la panza de embarazados ya no les permite seguir además de su condición de Policía municipal menos. Les aclare rotundamente que si les gustaba “jugar” futbol se notaría inmediatamente pues su cuerpo así lo gritaría, tal vez no un Terminator o un Salvavidas de Miami, no, un cuerpo normal que no tuviera esa sandia hinchada por vientre. Por lo menos que duraran el partido sin babear como mi perro cuando tiene sed.

Aquel que algo le gusta lo muestra con todo su ser, así de simple y de sencillo. Y para colmo estábamos en un “torneo” tuve que explicarles lo que la palabra significaba de que no se trataba de un partido llanero sin importar si perdían sino que se trataba de llegar a finales como lo veían el tv. Pues bueno, después de tantos corajes ni siquiera brincamos a octavos y solo fuimos carne de cañón para el resto de equipos (hicieron puntos a lo grande con nosotros).

Como cierre no quiero que entiendan que para ser mejores debemos leer y jugar futbol como campeones nada más, no, debemos luchar día a día para ser mejores en todo lo que hacemos que nos ayude como individuos (no vayan a salir que por eso es el mejor en tomar tequila o cerveza), incluyendo alimentar nuestra alma y espíritu con la lectura, y a nuestro contenedor, nuestro cuerpo con el ejercicio.

Y por si tenían dudas respecto al “me gusta el fucho” ahí les van unas imágenes:

image

image

image

image

Ánimo amigos que todo es alcanzable siempre y cuando así como lo deseamos, con esas mismas fuerzas, se luche de todo corazón. No importa si tenemos un inmenso y largo camino por delante, si damos el primer paso ya avanzamos, ya es uno menos de los mil, cien o millón que nos queden por delante.

¡Ánimo! Buen inicio de semana.

jueves, 11 de agosto de 2011

TurboGrafix 16

image

Estábamos en la casa de los abuelos, de aquellos días que papá nos cargaba adormilados del viaje en carretera y nos colocaba sobre el sofá cubiertos de cobijas pues el frío nos hacía tiritar. Generalmente llegábamos de noche pues era largo y tedioso el viaje desde Platón Sanchez, Veracruz (apa nombrecito) donde mi papá era médico de una clínica del seguro social y en donde también mi mamá nos compraba toneladas (montones y montones) de cuentos (hoy llamados comics) para leerlos durante el fin de semana por falta de “entretenimiento”. Viajábamos hasta la Ciudad de México a la mencionada casa y una vez, en un tranquilo atardecer, un amigo de mis tías llegó a mostrarnos algo que había adquirido.

Conectó una caja negra a la tv, cambió al canal 3 y encendió la cajita. En la pantalla aparecieron las letras de Atari y yo preguntaba y brincaba alrededor de ellos para ver mejor: ¿Qué es eso? El amigo pasó un control a una de mis tías y aparecieron dos barritas, una del lado derecho y otra en el izquierdo. Un cuadro, que ellos llamaron pelota, botaba de un lado y otro y las barritas evitaban que el cuadro pasara a un lado de ellas otorgándole puntuación al contrario. Los colores eran chillantes y eran todos cuadritos.

Wuuuaaaauuuu. Qué cosa más linda, dije yo y de ahí me hice fan de los video juegos, pero creo yo que fue más porque esa noche no me dejaron jugar ni una sola vez alegándome que el Atari no era para niños (hazme el ch… favor).

Ya más grandeson y con mi haber una consola de Intellivision caminaba sonriente entre las tvs y equipos de audio en la tienda de Liverpool (ajá, qué creían chamacos, que no existían en nuestra época, pues claro que sí) cuando noté un par de niños que jugaban en una consola de aspecto muy diferente al Intellevision.

La consola era de menor tamaño (igual que el Xbox 360 pero la mitad de delgado) y no usaba cartuchos sino una tarjeta delgada y pequeña de juegos, y estos últimos con unos gráficos que me dejaron con la boca abierta. En ese entonces era lo mejor en cuanto a consolas y su precio equiparaba al costo actual de un PS 3. Los controles se llamaban TurboPad y tenían una palanquita de turbo sobre los botones uno y dos.

news_photo_13693_1308285767_615

“Keith Courage in Alpha Zones” así decía la portada del juego. Era magnifico. Un muchachillo que uno controlaba peleaba con su espadita para que al llegar a ciertas zonas se convirtiera en un robot para combate.

keithbox031308

KeithCourage_(12)

KeithCourage_(13)

“Blazing Laser” un juego donde piloteabas una nave espacial y combatías al por mayor naves alienígenas resaltando a los bosses o jefes de nivel.

Blazing_Lazers_boxart

Blazing%20Lazers-2

blazing-lazers-virtual-console-20070529051057729

“China Warrior” Este juego era super. Manejabas a un Bruce Lee sin playera que pateaba y golpeaba a cuanto adversario se le parara en frente.

ChinaWarrior_boxart

china-warrior-virtual-console-20070628045345276_640w

china-warrior-virtual-console-20070628045400885-000

Fantasy Zone, Neutopia y Dungeon Explorer eran juegos diferentes y muy buenos. Ahora veo a mis niños con el X y su Kinect jugando con movimientos que la consola interpreta en nanosegundos que me doy cuenta de cómo el avance a superado por mucho lo que alguna vez siquiera llegamos a imaginar. Triste ante lo aplastante de la nueva tecnología decidí donar mi consola de Turbografx a un bar que evoca los 70s, los 80s y más.

Dungeon_Explorer_cover

Neutopia_boxart

Recordar es volver a vivir.

Related Posts with Thumbnails