martes, 8 de septiembre de 2015

¿Lavarte las manos?


Desde chicos somos obligados a lavarnos las manos. Cuando salíamos al parque a jugar a la pelota, que nos tirábamos por alguna razón al suelo, al regresar a casa para comer siempre eran los gritos de mi mamá "A lavarse las manos" y la letanía de "te vas a enfermar del estomago si comes con esas manos sucias".

Ahora que lo pienso, jamás en mi mente atraviesa la idea, aunque sea pequeña, del existente mundo de los microbios. ¿Quién piensa en la cantidad de microbios y micro organismos que contiene la gota de agua en la ventana de mi recamara? Yo creo que nadie, y como es algo en lo que no pensamos, es por lo tanto inexistente, no está presente para nosotros, y entonces nos vale un cacahuate si nos lavamos las manos o no. Es más, recientemente salió lo del gel en alcohol para desinfectar tus manos y muchos se conforman con eso.

Al menos yo me quedé muy acostumbrado a las indicaciones de mi mamá, hasta aprendí el truco de sacudirte varias veces las manos, unas 20 (y las cuento, no es mentira) para gastar poco papel en el secado.

Aquí el punto es que no falta quién, nunca falta, que después de ver a su niña de 8 años jugar en la tierra, y ya saben lo que usualmente hacen los niños, decidió tomarle una muestra de su palma en un plato de laboratorio donde se hacen cultivos, solo para ver qué tan contaminadas tenía sus manos. Obviamente cultivo a esos seres microscópicos para ver qué tenía durante una semana, y aquí el resultado:



¿Ven la gran mancha blanca que se encuentra en la parte inferior derecha? es una bacteria que se encuentra en la suciedad.


Ahora, tenemos un circulo en la parte superior izquierda que quedo separado del resto ¿qué es? no lo sabe:



Otros estudiantes realizaron el mismo experimento y aquí se ve la diferencia entre una mano que fue lavada con agua y jabón, y otra que no:



No es que los presione pero espero que de ahora en adelante se laven sus manitas con agua y jabón, más seguido y mejor tallado.
Related Posts with Thumbnails