viernes, 11 de marzo de 2016

Clima extraño


Qué tal el cambio del clima en México. Marzo, cuando pensábamos que había quedado atrás los fríos y de pronto tan solo en dos días cambió. No, no fueron dos días, fue menos que eso pero lo suficiente para dejar el volcán de Toluca cubierto de nieve. Comenzó con una tormenta por la madrugada del primer día y unos truenos que hacían vibrar los cimientos de la casa. Eso fue lo que me despertó. Luego, el rugido del viento y los golpeteos de las lonas de algunos vecinos no me dejaron dormir.

Al día siguiente el aire fue extremo, como nunca. En las noticias videos de grandes espectaculares cayendo sobre autos, avenidas y calles. Árboles tirados en las aceras, aquí una foto cerca de mi casa:


Por fin hoy viernes se calma. Hace frío pero no te congela el aire. Espero que el sol poco a poco caliente el pavimento regresando el clima a la normalidad. Normalidad ¿qué es normal?

Yo soy chilango. Nací en la ciudad de México, ahí crecí y viví mi infancia hasta la adolescencia. Tenía un primo que vivía en la ciudad de Toluca y era costumbre visitarlo de vez en cuando por toda la familia. Al decir toda hablo de abuelos, tíos, primos, mis papás, mis hermanas y yo. Honestamente detestaba ir a Toluca. No me gustaba. No era por la familia, mi tía y mi tío son muy agradables y atentos; a mi primo se le vota la ardilla pero siempre nos llevamos muy bien. Era el frío, nunca me calentaba y no podía salir de la casa. Así lo recuerdo. Enchamarrado, con bufanda. La casa de mis tíos fría hasta su madre. La parte más agradable era de la mañana hasta medio día, que digamos no percibía tanto frío, pero eso sí, nunca me quitaba la chamarra. Recuerdo el aire helado que hasta me ponía las mejillas rojas y sentía como si llevara una máscara en el rostro. No es que me desagrade el frío pero en ese entonces y hablo cuando tenía unos 10 a 12 años, no lo toleraba.

Ya de grande nos mudamos a Toluca. Tal vez un par de años me tocó un frío como el antes descrito pero jamás después. Por las mañanas temprano es helado, no lo niego, pero tienes la seguridad que en cuanto el sol caliente el frío se va. El calor es agradable en el día, y cuando el sol se oculta el frío es soportable. Pero esos fríos, los de antaño, ya no son. Escribo de esto porque precisamente así se sintió en la semana con la tormenta que nos pegó.

Ahora sí entiendo lo del cambio climático y no es que antes no lo hiciera. Es como verlo claramente pasando ante tus ojos. Los aires de la ciudad de Pachuca, en Hidalgo, ahora en Toluca, en el Estado de México. Bueno, si estamos siendo testigos de todos estos cambios ¿Por qué no hacer algo al respecto?

En la empresa donde trabajo se encuentra dentro de un parque industrial gigantesco. Me sorprende las pocas empresas que tienen árboles en sus patios, estacionamientos y jardines. Hay pocas, y les aplaudo pero ¿qué pasa con el resto? No entiendo porque no poner en las banquetas, cada cinco metros, un árbol. Si vieran que nadie usa esas banquetas, la mayoría llega en carro, otros en autobús, y cuando ves a los peatones es durante la entrada y la salida de la jornada laboral. Entonces, ¿Por qué no llenar las calles de árboles?

Mi ventana de la oficina da a la calle. Antes, hace unos diez años un señor pasaba con su ganado de ovejas que llevaba a pastar a uno de los campos del parque. Nadie le decía nada y era genial ver a los animales pasar en la calle mientras yo trabajaba. También podía ver un enorme campo de futbol que le pertenecía a la empresa de plásticos que ya no está. Era su orgullo pues cada tres días veía como regaban el campo, lo podaban y lo limpiaban.

Ahora solo veo un muro de concreto de la nueva empresa que de inmediato construyó y devoró todo a su paso. ¿Hasta cuándo van a entender que necesitamos de los árboles? ¿Cuánto crees que gastarían las grandes empresas en sembrar todo el parque industrial?



Al menos yo sí pondré mi granito de arena. Pienso en un futuro cercano hacer mi azotea verde. Un lugar lleno de plantas, enredaderas y pequeños árboles para salir a leer un libro, tener una buena charla, escribir algo en el blog o simplemente respirar. Cuando este sueño se cumpla lo compartiré con ustedes. Mientras tanto, a calentarnos porque todavía hace frío.
Related Posts with Thumbnails