lunes, 31 de agosto de 2009

Oso Polar

Imagina que como cada mañana común y corriente tomas tu trineo fuera de casa con tus fieles perros y sales rumbo a un lugar lejano a través de montañas y montañas de nieve; la blancura es tan intensa que cansa tu vista después de un par de horas de recorrido. Has aflojado las riendas de tus perros pues deseas no cansarlos, el camino es bastante largo. De pronto, un oso polar camina hacia tus perros, vas demasiado lento como para ahora, intentar correr, y sabes que el oso te alcanzaría más temprano que tarde.

¿Que harías? Norbert Rosing quien tomó estas fotografías cuando el enorme oso se acercó a sus perros, nos muestra una gran lección, esto sucedió en la bahía de Hudson, en Canadá:

clip_image002

Los perros le ladran para intentar ahuyentarlo, pero el oso no se inmuta.

clip_image002[4]

clip_image002[6]

clip_image002[8]

clip_image002[10]

clip_image002[12]

Como era una ruta definida, cada Martes recorrían ese camino, el oso polar, cada Martes, los alcanzaba para divertirse un momento con sus amigos caninos.

Related Posts with Thumbnails