jueves, 17 de marzo de 2011

Fukushima 50

samu_3

Todos conocemos la situación en Japón. Mis condolencias para aquellos que perdieron a sus seres amados. Ánimo en estos tiempos difíciles pues esto también pasará.

Pero leí un artículo que quiero compartir con ustedes: Los Fukushima 50.

Antes les comento brevemente cómo funcionan estos reactores nucleares. Son grandes contenedores con dos tercios de agua, varias barras que emiten energía nuclear con la cual calientan el agua produciendo vapor y así energía (esto es en muy pocas palabras y sin meternos en detalles ya que para esto está wikipedia o google).

Los dos peores escenarios que se prevén y Dios no lo quiera, es uno: que las barras se fundan creando cada vez más calor evaporando el agua y hundiéndose en la tierra provocando que partículas contaminadas dañen la tierra y el agua de pozos naturales. La segunda es que explote y esas partículas vuelen en todas direcciones. Ambas terribles y trágicas.

Ahora vengo al punto. Los Fukushima 50 son 50 trabajadores que permanecen en las instalaciones del reactor luchando con todo lo que tienen a la mano para evitar más daños, enfriarlo y apagarlo.

Inclusive uno de ellos llegó de otro reactor, lejos de ahí para ofrecerse como voluntario para ayudar en el que tienen problemas. La mayoría de ellos son trabajadores con edad para jubilarse pero con vasta experiencia para luchar con lo que tienen sobre de ellos.

¿Por qué lo hacen? Creo que sus acciones, su valor, su arrojo, es una muestra más de lo humano de la humanidad. Es un puñado de hombres dispuestos a dar su vida por salvar al resto de su nación, de su mundo, de lo que conocen y aprecian.

11 de ellos yacen heridos por la explosión del martes o lunes pasado. Con bombas de equipo contra fuego extraen agua de mar y la introducen en el reactor para enfriarlo, algo que no está en sus manuales en caso de.

Héroes comunes en situaciones intensas y desesperadas. Aquí están los verdaderos Samuráis. Aquí están aquellos guerreros que con su Katana en mano partían a luchar 50 contra 1000 sabiendo que al final su vida perderían.

50 Samuráis. Sí. Eso son.

Related Posts with Thumbnails